14
jul 12

“Hotel Granada” de Maracaibo

Subida por en Retro | Sin Comentarios »

Fresco, sombreado, solariego y ubicado en la “Carretera Unión”, vía que conectaba a las Avenidas Bella Vista y El Milagro, se levantaba airoso y elegante el Hotel “Granada”, establecimiento hotelero que marcó pauta en nuestra Maracaibo desde su construcción en 1930, primero con el nombre de “Dalis Hotel” y cinco años más tarde con el nombre de la ciudad andaluza, con la regencia de Servio Tulio Faría.

Desde su inauguración, llamó la atención el “Granada” por su diseño, una suerte muy maracucha de Art Deco y Art Nouveau con influencia mediterránea, muy ecléctico en sus elementos que iban desde geometrismo, balaustraje, elementos jónicos y frisos artísticos. Hoy en día, según un reconocido arquitecto de la ciudad, un pastiche de estilos, pero pensado con un tino preciosista e innovador, al menos para lo que la bucólica ciudad ofrecía, en cuanto a este tipo de establecimientos comerciales para la época.

En la “Guía de Maracaibo Monumental”, edición de 1949, reseñaba que el “Granada” ostentaba un “excelente comedor, dotado de aire acondicionado, selecta fuente de soda al estilo de las mejores de su estilo en Caracas, distinguido hall con biblioteca y cuartos con baño privado y ventilación especial”.

El “Granada”, altivo y de gran atractivo turístico,  podía albergar, a casa llena,  a unas 100 personas en sus 67 habitaciones. Su café panorámico con visual a la Carretera “Unión” y sus cuatro pisos conectados por un ascensor eran parte de las novedades que ofrecía, amén de sus piezas de bronce, lámparas parisinas y muebles europeos.

A mediados de los años cincuenta y, hasta 1961 fue administrado por los hermanos Kristoff: Milán, Antonio y Esteban, quienes le dieron un aspecto cosmopolita, con un café bohemio donde se escuchaba Jazz. Luego que los hermanos Kristoff dejaron la tutela del “Granada” y fundaron su propio establecimiento,  un intrincado proceso legal obligó a cerrar las puertas del hermoso establecimiento. Desde ese entonces, se ha convertido en centro de discusiones, estudios, charlas y ponencias de arquitectos, urbanistas y preservadores del patrimonio en cuanto a la viabilidad o no de su restauración.

Se habla de convertir al vetusto “Granada” en un Centro de Artes, para el disfrute del zuliano y de sus visitantes, sin embargo aun está en duda si estructuralmente pueda ofrecer resistencia y seguridad, en el caso de prosperar una eventual intervención. El edificio, que en parte se le atribuye al arquitecto que cambió los parámetros en cuanto a edificios públicos de la ciudad, en la década de los treinta-cuarenta, el belga Leon Hoet, todavía sigue inmerso en un letargo, a la espera de una mano amorosa que cualquier nivel de gobierno quiera ofrecer, para devolverle su esplendor y una nueva utilidad.

Un detalle que le dio inusitada fama al “Granada” fue la estadía en Maracaibo del gran Carlos Gardel. Recoge la historia de la época,  que una multitud se apersonó en los alrededores del hotel para presenciar las entradas y salidas del albergue del eximio interprete de tangos, antes y después de ofrecer sus presentaciones en nuestro estado. Estas se realizaron en los Teatros Baralt y Metropolitan, después conocido como Cine Metro, en Maracaibo, así como en el entonces caserío de Cabimas.

Damas de alta sociedad, mujeres desmayadas, mozalbetes engominados y ataviados a lo “Dandy”, periodistas y fotógrafos y gente del pueblo fueron parte de esa muchedumbre que orgullosos advertían, después de la visita del “Zorzal Criollo”, sin duda, el acontecimiento cimero del año 1935 en Maracaibo: “Acá en el Granada Durmió Mi Ídolo”. Por cierto, el Hotel, a la postre se convirtió en un sitio de culto, que se arraigó aun mas, tras su trágico fallecimiento en Medellín, Colombia, tan solo unas semanas después.

Libertad Lamarque, Joe Louis, Hugo Del Carril, Rocky Marciano y Toña La Negra, además de industriales, políticos, comerciantes y socialités de la época también durmieron en estos aposentos, que aun y desvencijados, todavía el día de hoy forman un hermoso capítulo de nuestro patrimonio cultural e histórico ciudadano. Luchemos para que no lo tumben.

Fuente : Carlos Montiel Franco/http://noticiaaldia.com

Los lujos en ruinas del hotel Granada, de Maracaibo, cuya estructura data de 1930, “es bastante rescatable”, según revela el estudio que una comisión técnica del Centro de Estudios de Corrosión de la Universidad del Zulia (LUZ) hicieron en noviembre del 2008

“Los importante es que se aboquen todas las instituciones del Gobierno a rescatarlo, porque la inversión que se requiere es cuantiosa”, confesó Miguel Sánchez, jefe del Centro de Corrosión de LUZ, pese a que no supo estimar de cuánta inversión se requiere para el rescate de la edificación, ubicada en la carretera Unión con calle 3Y, de la parroquia Santa Lucía, de Maracaibo.

Agregó que hay que hacer un estudio de cada elemento de la edificación ubicada, para saber cómo se debe rescatar, los materiales que hay que utilizar y mientras más parecido a lo original es más costoso, porque es más difícil de obtener. “Son unos cuantos miles de millones (en la moneda vieja) pero es un sentimiento colectivo el que se rescate y eso no tiene precio. Además la ciudad no cuenta con tantas edificaciones antiguas”, dijo el especialista.

“Lo que está más afectado son las paredes, que son de adobe, no tienen acero por dentro, además todo lo que es hecho en carpintería (marcos, puertas, ventanas) fue robado y es una lástima porque eran piezas muy hermosas. También se hicieron reconstrucciones que no siguieron con el estilo original del hotel”, precisó el ingeniero.

Últimas Noticias
Twitter
Facebook
Maracaibo Mía (2014), es una creación de Grupo Punto Web

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.