24
jul 13

Leyendas urbanas de Maracaibo

Subida por en Retro | 3 Comentarios »

En Venezuela, los ciudadanos crecieron con la incertidumbre de si las historias que contaban sobre el Silbón y la Llorona eran ciertos. Las leyendas urbanas son parte de la idiosincrasia del venezolano, y Maracaibo no escapa a esa realidad, teniendo también sus cuentos para asustar a más de uno.

A pesar de que no tener certeza de que tales sucesos “sobrenaturales” ocurrieron, el “de que vuelan, vuelan” dice presente y pone mosca a más de uno.

Una de las populares leyendas urbanas en la ciudad es la del “Electrocutado de Enelven”. Cuenta la historia que cerca del estadio de béisbol Alejandro Borges, hay un poste eléctrico que durante la noche muestra una figura perturbadora. Dice la leyenda que hace algunos años, un empleado de Enelven murió electrocutado allí tratando de reparar una instalación eléctrica. Hoy, aún puede verse la silueta de su sombra, que parece haberse estampado en la nada, como una suerte de cámara oscura paranormal. Si su curiosidad es muy fuerte pase y compruébelo con sus propios ojos.

También, dicen que a Maracaibo llegaron piratas, y no los de Jack Sparrow. La historia narra que una vez instaurada la Tierra del Sol Amada como ciudad gobernada por españoles, comenzaron los intercambios comerciales a través de sus puertos marítimos, por lo que inmediatamente aparecieron las ataques piratas.

La leyenda asegura que debajo de la ciudad existen tres túneles que unen lugares estratégicos y emblemáticos de los poderes que existían para la época. La Catedral (construida en el siglo XVII), la Casa Municipal (ahora la Gobernación del estado Zulia), y la tercera se desconoce aunque hay decenas de suposiciones.

Fueron construidos para huir de los piratas y así salvaguardar la vida de sus habitantes y sus riquezas; los tres túneles desembocan al Lago, pero en épocas recientes no se ha hecho ningún pronunciamiento con respecto a la veracidad de esta información por parte de las autoridades.

Otro ‘cuento’ que echan los maracuchos es el Crimen de la Caballero, pues dicen que muy cerca de la Catedral y al lado del Palacio de Gobierno estatal, se encuentra la Casa de la Capitulación, allí vivía el Capitán General español Francisco Tomás Morales, quien fuera el último representante de la corona española y quien en 1823 firmara en este lugar su capitulación, luego de la Batalla Naval del Lago, sellando la independencia de Venezuela.

Cuentan que en esta casa, construida en los años 1700, fue asesinada una criada de apellido Caballero y que desde su muerte se escuchan pasos y se ven siluetas que pasean por la casa. Otros aseguran que son diversos los ruidos y apariciones que existen allí, y que no son sólo por la Caballero sino por los muchos sirvientes que fueron maltratados hasta la muerte por órdenes de los Patrones de turno.

Esto, es parte de varias entregas que se harán en Maracaibo Mía para conocer las leyendas urbanas, ésas que el ciudadano de a pie cuenta con mucha seguridad, como si lo hubiese vivido, como si fuese parte de él.

Por Yair Ruiz – @RuizYair

Últimas Noticias
Twitter
Facebook
Maracaibo Mía (2014), es una creación de Grupo Punto Web

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.